lunes, 29 de septiembre de 2014

JESÚS POSADA SE MOJA SOBRE GALLARDÓN

Son pocos los que se han mojado haciendo declaraciones públicas que de verdad parecieran elogios sinceros a Ruiz Gallardón tras abandonar sorpresivamente la política. En mi humilde opinión el exministro se va porque puso el sentido de su ministerio en la aprobación de la reforma de la Ley del Aborto que se ha quedado fuera de los planes inmediatos del gobierno y, probablemente, de la legislatura.. Estoy convencida de que el final de la historia dependerá también de la magnitud de la presión que los antiabortistas decepcionados ejerzan sobre el gobierno y en las calles.

Aquí, alguien que se moja y que ratifica mi teoría muy alejada de otras más conspiranoicas. Entrevista a Jesús Posada sobre Gallardón antes de la sesión de control del 24 de septiembre de 2014 (el día después de la dimisión).

Ésta es una versión más amplia que la emitida en televisión. La he transcrito también porque creo que leída tiene más fuerza.





Entrevista a Jesús Posada sobre Gallardón antes de la sesión de control del 24 de septiembre de 2014… El día después de la dimisión..
P: Dicen que Gallardón ha elegido el peor momento posible. ¿Usted qué cree?
R: Hombre. Lo que dice la experiencia es que todos los momentos son malos cuando hay una crisis. ¿No? Pero, en fín… Yo creo que todos se han conducido muy adecuadamente. Es decir, yo creo que el Presidente ha tomado la decisión que él cree conveniente y el ministro de Justicia ha considerado que no podía seguir en el gobierno. No sé si podía seguir o no. Eso sólo lo sabe él. Pero él tuvo una declaración ayer que le honra; de categoría, es irse del Ministerio, irse del Congreso, irse de la política -como él reiteró- pero irse por la puerta grande. Es decir, dando la cara, explicándolo todo, aceptando preguntas, y dando unas explicaciones que a mí me parecieron dignas de su gran categoría.
P: Celia Villalobos ha dicho que le parece una estupidez – y esto es textual- que haya dimitido el Señor Gallardón ¿A usted?
R: Hombre no. No, no se puede... Hay que conocer muy bien las interioridades para poder juzgar. ¿A lo mejor se podía haber hecho otra cosa? Pues quizás. Pero desde luego lo que no se puede decir es que ha sido “una estupidez”. Yo creo que ha sido un gesto muy digno.
P: Y por último, le tengo que hacer la pregunta del millón. Hay quien dice: ¿manda más el Señor Arriola que Don Mariano? ¿Han decidido las encuestas lo que hace el Partido Popular con el aborto?
R: No lo creo tampoco … Creo que el Señor Arriola tiene una gran influencia, la ha tenido, porque es un asesor político para eso se le tiene. Claro, no se tiene una persona que te asesore para no hacerle caso. Porque entonces lo mejor es no tenerlo. ¿No? Pero desde luego, bajo ningún concepto se ha tomado la decisión pensando únicamente o principalmente en temas electorales. No. Hay temas más profundos. Y yo creo que hay uno que se ve a la luz… Y es que es un tema éste que no tenía consenso  fuera del partido pero tampoco dentro del partido. Entonces claro: ha habido que dejarlo fuera.
P: Ya. El que reta a Don Mariano pierde, ¿no?
R: ¿Eh? Desde luego yo no lo aconsejo nunca retar a Don Mariano si quieres hacer carrera política. ¡Ja, Ja, ja!

lunes, 22 de septiembre de 2014

¡EXTRA, EXTRA! ALFRED BOSCH DEFIENDE A MARGALLO

Atentos a la jugada. El Portavoz de ERC en el Congreso de los Diputados es famoso por su lengua suelta experta en puyas ocurrentes a sus adversarios. 

La semana pasada se salió del carril habitual al que nuestra clase política nos tiene acostumbrados. Defendió a Margallo y trató de justificar lo que muchos medios habían utilizado para hacer especulaciones y titulares llamativos. 

Los hechos eran que el Ministro, en su línea, no había evitado hablar de Cataluña,  en el desayuno informativo que Europa Press le dedicó el pasado 16 de septiembre. En un momento dado el periodista que conducía el acto le repreguntó sobre las medidas que el gobierno tiene previstas en caso de que Artur Mas convoque la consulta. Margallo "recontestó" que "todas las medidas legales disponibles". ¿Incluída la "suspensión de la autonomía"?, volvió a preguntar el plumilla tratando de sacar algo más que una respuesta tan amplia. El ministro respondió repitiendo su respuesta; lo que muchos aprovecharon para titular que "El gobierno estudia suspender la autonomía catalana".

Bosch, que no estuvo presente en el acto pero que se preocupó o casualmente se enteró de cómo habían sido las supuestas declaraciones, defiende a Margallo abiertamente ante mi micrófono aunque, a renglón seguido, cuando le hago ver de qué lado se está poniendo recula y aprovecha para clavar la espada por si acaso.

Me gustó más la primera parte de esta entrevista-exprés. La política que intenta hacer honor a las verdades me interesa más que la de al enemigo ni agua. 


lunes, 8 de septiembre de 2014

Fairplay de Valeriano Gómez: El dato del paro se da cuando se da.

Pocas veces un político desaprovecha la oportunidad de meter el dedo en el ojo del adversario. Valeriano Gómez, el exministro de trabajo socialista, lo hizo el martes pasado (2-9-14).
 
Mientras algunos medios andaban señalando al gobierno por hacer coincidir la comparecencia de Montoro en el Congreso de los Diputados para hablar de Pujol con el anuncio del mal dato del paro registrado de agosto (8.000 desempleados más), él reconoció que es el segundo día laborable del mes la fecha señalada y pactada en su época para, precisamente, evitar que se juegue mediáticamente con este dato tan sensible.
 
Que los dos años anteriores el segundo día laborable del mes no cayera en dos no quiere decir que no se cumpliera con la norma. En 2012 se anunció el 4 de septiembre y en 2013 el 3 porque así lo marcaba el calendario. En ambos casos ése era el segundo día laborable del mes.
 
Se conoce que algunos periodistas no tenían clara la norma y Gómez en vez de aprovechar el tirón y nos saca del entuerto. Chapeau!
 
 
 

domingo, 7 de septiembre de 2014

Periodismo anónimo del bueno-bueno.

En las ruedas de prensa se pregunta "a cascoporro". Pocas veces se reconoce al periodista que hace la pregunta del millón. Todos graban y se llevan el momento pero sólo algunos se arriesgan y se preparan para hacer las preguntas difíciles. En provincias ese anonimato se multiplica por un billón porque ni siquiera los compañeros sabemos quién fue el valiente, la valiente en este caso. A Madrid nos llega la cinta y la exprimimos todo lo que podemos y más.
 
Este episodio periodístico, que le sacó a Don Mariano la famosa frase que tantas veces hemos visto y escuchado y que seguiremos teniendo presente mientras el culebrón Fabra siga en emisión ("para nosotros es un ciudadano y un político ejemplar"), es fruto del trabajo de una joven periodista, a juzgar por su voz, que no sabemos para qué medio trabaja o trabajaba ni si tenía contrato estable o era becaria. No le van a dar un Pulitzer pero yo le doy este post para arrancar la temporada.

 

jueves, 6 de marzo de 2014

¿Habrá responsabilidades políticas por la Gürtel y Bárcenas?

Ayer Don Rafael Hernando, el portavoz adjunto del Partido Popular en el Congreso de los Diputados, se tomó un café con nosotros y contestó a todo. Pocos minutos después se hizo público el último informe del CIS que señala que el segundo problema para los españoles es la corrupción (44,2%). La preocupación por este tema ha crecido cinco puntos respecto a febrero y se acerca al máximo histórico (44,5%) de marzo del 2013. Por eso hoy hemos emitido la parte de la entrevista correspondiente a los casos de corrupción que salpican al PP. El objetivo principal del cuestionario era averiguar si podemos esperar o no responsabilidades políticas por los casos más graves. Mejor ver.




lunes, 24 de febrero de 2014

Cuando repreguntar es cabrear

La semana pasada me pilló a las puertas del Congreso la dimisión de Granados como senador y como diputado regional y la declaración en televisión, casi simultánea, de Esperanza Aguirre sobre la cuestión. La presidenta dijo que le parecía muy bien que dimitiera porque, en su opinión, tener cuenta en Suiza no es un delito pero para un político sí. 
Traté de pulsar la opinión de los diputados al respecto. Los de la oposición en pleno hicieron leña del árbol caído, como era de esperar. Sus compañeros de filas evitaron contestar al respecto. Sólo Martínez Pujalte se atrevió a hablar, cosa que es de agradecer aunque sea por última vez.. Según sus propias palabras, no volverá a suceder. Pasen y vean..




Lo último que dice a cámara, para quien no lo haya entendido bien es: "¿Puedes dejar de grabarme, por favor?" Es decir, que él fue consciente en todo momento de que su bronca podía pasar a la posteridad aunque dudo que creyera que me atrevería a hacer público lo ocurrido. 

Dicho esto y visto el episodio, surgen un puñado de cuestiones sobre sus argumentos: ¿Considera el señor Pujalte que repreguntar es "una falta de respeto"? ¿Que tratar de sacar respuestas claras es temerario? ¿Tan agradecido tiene que quedar un periodista por ser atendido que no debe hacer nada más que sostener el micrófono y aceptar la respuesta por muy ambigua que sea? Eso parece y el que no lo haga será castigado al ostracismo.

Lo peor es que me duele su pérdida. Son pocos los políticos españoles valientes que se atreven a lidiar de tú a tú con un periodista delante de una cámara. Están acostumbrados a leer discursos y comunicados lanzando argumentario, a ruedas de prensa sin repreguntas, a que el periodista sea sólo el que sostiene el micrófono... Y no culpo a los compañeros que no repreguntan porque sé lo que está en juego. Esto es lo que pasa cuando molestas y resulta que repreguntar es molesto. Algunos lo hacemos por necesidad. A mí se me contrata por hacer lo que hago. Otros sobreviven sin tensar tanto la cuerda. Imagino que en la dicotomía entre repreguntar o no, está la duda sobre informar mejor o perder al informante para la próxima vez y otra, más grave todavía, sobre si se les paga por una cosa o por la otra.

domingo, 9 de febrero de 2014

Urdangarín, la Infanta y los que callaron y otorgaron

Hace tiempo que llegué a la conclusión de que la eficacia es eficacia y la eficiencia, eficiencia y que siempre es así independientemente del adjetivo que le acompañe. La eficiencia pública no es menos eficiente que la privada ni al revés; lo que pasa es que hay menos de la primera.
 
Algunos se empeñan en culpar de la ineficacia pública sólo a los funcionarios y sus derechos adquiridos. El caso de los Duques de Palma demuestra que el problema pasa también -y con cifras astronómicas- porque el dinero público no se administra con el mismo cuidado con que lo hace un consejo de administración que sabe que su silla depende de que sus accionistas estén contentos. Es un hecho que aquí los votantes perdonamos sin parar corrupciones e ineficacias en las urnas.
 
En el sector privado los empleados solemos quejarnos de que los gestores administran como si el dinero fuera suyo. Les cuesta soltar cada céntimo. En la público, la paradoja es que siendo de todos no se administra como propio si no como de nadie.
 
Lo duro de que Urdangarín y su esposa se forraran a cambio de nada en muchos casos es descubrir que nuestros políticos no sólo contratan a precio de oro servicios por venir de quien vienen si no que, encima, no son capaces de reclamar cuando no se obtiene lo contratado por el mismo motivo.
 
Durante años, en este país, muchos dirigentes público supieron antes que todos los demás que Urdangarín, con "su escudo" -su mujer y su suegro- estaba, presuntamente, robando sin rubor, sin piedad, sin pudor y con una cara muy dura de las arcas del estado y nadie tiró de la manta ni reclamó ni un duro. Sus  razones tuvieron. Cualquiera se metía en semejante lío viendo lo que le está costando al Juez Castro intentar hacer justicia.
 
El abogado de Torres primero se empeñó en imputar a Gallardón, Lissavetzky y Montilla (alcalde, Secretario de Estado de Deportes y Ministro del ramo, entonces) por los 144.000 euros que Madrid entregó a Urdangarín para que promocionara Madrid 2016 y por cuyo importe no aparece ningún trabajo acreditado. El juez no lo consideró necesario. Ahora, el abogado insiste solicitanto que al menos se les cite como testigos. La fiscalía no lo aprueba pero a mí me parecería muy sano que al menos se les pusiera la cara colorada al tener que reconocer que ninguno se atrevió a denunciar semejantes fraudes indiscutibles. Sería pedagodía democrática y penitencia por mirar para otro lado.. Pagar por nada a quien sea no es eficaz ni eficiente y hace un roto en todos los balances económicos ya sean públicos o privados.